Héroes que custodian las playas de Punta Leona

Una de las causas de muerte más comunes en Costa Rica son los accidentes acuáticos, especialmente en el mar.

En nuestros país durante el 2017 ocuparon el tercer lugar en importancia, ya que según datos de la Cruz Roja Costarricense 116 personas perdieron la vida en accidentes acuáticos, lo cual deja en evidencia la importancia no sólo de la prevención que debe tener cada individuo a la hora de meterse al agua, sino de contar con un equipo de personas capacitado para atender alguna eventualidad.

Hotel y Club Punta Leona, específicamente en Playa Blanca, es de las únicas playas del país que mantiene un equipo de guardavidas todos los días del año.

En el Pacífico medio sólo Jacó tiene guardavidas, cuenta con 2 para más de 5 kilómetros de playa. Mientras tanto en Playa Blanca tenemos 3 para 250 metros de playa, con lo cual se logra una cobertura bastante eficiente.

 

El trabajo del guardavidas es muy preventivo y su éxito depende mucho del acatamiento de los turistas

 

Actualmente el Departamento de Guardavidas cuenta con 5 personas, que como se dijo anteriormente, 3 de ellos se destacan en Playa Blanca, mientras que los otros dos se distribuyen entre las piscinas y Playa Mantas.

Los guardavidas tienen como labor principal prevenir los incidentes dentro de su zona de vigilancia con escaneo constante y llamadas de atención, así como la realización de rescates cuando fuera necesario.

“Contamos con un equipo de rescate bastante completo que incluye un reanimador automatizado, kayaks, tablas de rescate especializadas, tanques de oxígeno, en fin todo lo necesario para solventar una posible emergencia. Además trabajamos en conjunto con la sala de Atención Primaria, lo cual permite aún mayor margen de maniobra a la hora de salvar una vida”, comentó Nelson Mora, jefe del Departamento de Guardavidas.

Preparación

Para acreditarse como guardavidas deben aprobar una serie de cursos y certificaciones, entre los que se cuentan títulos en Rescate Acuático, Primeros Auxilios y Resucitación CardioPulmunar (RCP)

Las actualizaciones y entrenamientos del equipo de guardavidas son constantes, pues de eso depende la capacidad de reacción que tengan ante cualquier eventualidad. Los guardavidas tienen que estar muy bien físicamente, muy motivados y responder responsablemente ante situaciones de peligro y de emergencia.

 

Playa Blanca es vigilada por 3 guardavidas, lo brinda mucha seguridad a los bañistas

 

“En realidad la labor de un guardavidas es un alto porcentaje preventiva, pues lo que queremos es evitar que los bañistas se metan en problemas y pongan en peligro de salud o su vida. Esa labor preventiva tiene que ver con la colocación de rotulación adecuada, información antes de que la gente ingrese al mar, por si hubiesen corrientes peligrosas, y estar muy alertas a todas las condiciones que presenta el océano”, afirmó Mora.

Fuerte inversión

El Hotel y Club Punta Leona invierte una buena suma de dinero en mantener el departamento de guardavidas, pues para nosotros siempre ha sido prioritaria la prevención de accidentes y la seguridad de nuestros socios y huéspedes.

“Contamos con toda la señalización necesaria para prevenir antes de que el turista ingrese al mar, como las banderas preventivas, rótulos, etc. Para nosotros lo más importante es que el socio y huésped se sienta seguro, por lo que no escatimamos en este tipo de inversiones, que de por sí es bastante fuerte, tanto en el personal destacado como en los artículos necesarios para brindar un servicio eficiente. Eso no lo encuentra usted en ninguna playa del país y hay que valorar este esfuerzo”, destacó Joe Calderón, gerente de operaciones del Hotel.

Ya sea en el mar, las piscinas o tierra firme, los guardavidas de Punta Leona se encuentran siempre dispuestos a velar por la seguridad de los turistas, aunque ellos mismos insisten que el éxito de su labor depende mucho de la atención y el respeto que los bañistas pongan a las medidas preventivas dispuestas por los mismos guardavidas.

 

Cesar Vargas

Periodista