Como proteger metales de la corrosión en tu casa de playa

Vivir en la playa tiene sus encantos, pero también sus enemigos invisibles que enfrentar, sin embargo, el problema más común, es la corrosión de metales. Para que el metal se corroa este debe quedar expuesto al oxígeno o al aire. Este proceso ocurre mucho más de prisa en presencia de agentes atmosféricos como el agua y la sal, ocasionando que dicho metal se debilite en su estructura adquiriendo esa textura y color característicos hasta terminar destruyéndose.

Ahora… para poder combatir y proteger los muebles metálicos de la corrosión, se deben tomar las siguientes medidas:

  1. Elegir el material adecuado, por ejemplo, el acero inoxidable y el aluminio son materiales que no se corrosionan fácilmente.
  2. .Usar un desoxidante en la fase inicial del proceso de corrosión. O hay un truco para esta misma fase inicial, que seria aplicar vinagre blanco, dejar actuar por media hora y luego finalmente enjuagar. Emplearlo sobre todo en electrodomésticos.
  3. Usar deshumecedores en casa, son muy prácticos, y no solo previenen contra la oxidación, también contra el hongo que ataca la ropa.
  4. El bicarbonato de sodio es otro excelente antioxidante de metales, hacé una pasta con un poco de agua y aplica en zonas oxidadas.
  5. Mantené los muebles y electrodomésticos de metal, libre de grasas, polvos, o agentes externos que puedan iniciar un proceso de oxidación.
  6. Pintá las superficies de metal con pinturas especiales, este viene siendo el método más empleado para proteger. O en última instancia recubrir estos objetos con plásticos especiales resistentes al desgaste.

Con estos consejos prevendrás la oxidación y destrucción de tus muebles metálicos y tus días de mar y playa estarán libres de preocupaciones.

 

César vargas

Periodista